martes, 6 de noviembre de 2007

SONDA NASOGÁSTRICA:DECISIONES ÉTICAS

CASO CLINICO

Ingresa en la residencia una mujer, de 72 años, viuda, que vive con una hija casada, en vivienda declarada en ruina, cobra pensión no contributiva, no sale del domicilio y recibe visitas solo de familiares (tiene siete hijos/as) , precisando cuidados permanentes.

ANTECEDENTES FAMILIARES:
Sin interés para el proceso actual.

ANTECEDENTES PERSONALES:
Colecistectomizada por litiasis biliar. Diabetes mellitus tipo 2 no insulindependiente de 15 años de evolución. Hipertensión arterial desde los 50 años. Estreñimiento crónico. Disfasia y hemipléjia braco-crural derecha por infarto cerebral izquierdo ocurrido el año anterior.
No alergias conocidas. No traumatismos previos. No hábitos tóxicos.
Dieta hiposódica e hipoglúcida.
Medicación al ingreso:

Valoración funcional: I.Barthel 20/100
Valoración psíquica: no síntomas ni signos de deterioro cognitivo

EVOLUCION:

El fisioterapéuta del centro refiere, que a pesar del tratamiento de fisioterapia empeora la marcha. Se confirma pèrdida de fuerza en extremidades izquierdas, empeoramiento del lenguaje y aumenta la dificultad que tiene para comer sola con frecuentes atragantamientos (disfagia) para líquidos de carácter progresivo.
Se interconsulta con neurología y después de varias consultas se le diagnostica de esclerosis lateral amiotrófica con afectación de los territorios bulbar, cervical y lumbosacro. Evoluciona a tetraparesia y debilidad en musculatura del cuello y atrofia lingual. Se instaura tratamiento conservador paliativo, con ejercicios de fisioterapia pasivos , cojín de silicona para silla de ruedas, cambios posicionales, y modificación en la consitencia de la dieta.

La interesada manifiesta desde el principio su negativa a que se le coloque sonda de alimentación nasogástrica, indicándole los riesgos de neumonía por aspiración que existen.

Un fin de semana es trasladada por uno de sus hijos a urgencias del hospital por atragantamiento mientras le daba de merendar. Es ingresada en planta de neurología donde se le coloca sonda de alimentación nasogástrica a pesar de las indicaciones en contra realizadas por la hija, y es dada de alta en las 24 horas siguientes.

Al siguiente dia de su llegada a la residencia, se le retira la sonda ante la insistencia de la interesada y en presencia de una hija a que se le retire la sonda nasogástrica a pesar de volver a repetirle los riesgos que corre y ofrecerle la posibilidad de colocarle una sonda de enterostomía , opción que se confirma con el neurólogo del hospital , y es aceptada por la anciana.

Los siguientes dos dias ingiere alimentos sin atragantamientos pero el tercer dia se atraganta en la merienda, se traslada al hospital y se confirma afectacion de pulmón derecho por posible aspiración, falleciendo en las siguientes 24-48 horas.

PREGUNTAS:

1.) Esta indicada la colocación de sonda nasogástrica en enfermos terminales.

2.) Se debe de respetar las indicaciones manifestadas por el interesado para no colocar la sonda

3.) ¿Y para quitarla?