jueves, 24 de marzo de 2011

HERNIA DE HIATO

La hernia de hiato es la herniación de parte del estómago hacia la cavidad torácica a través del hiato esofágico diafragmático.

Muy rara vez de tipo congénito, la etiopatogenia de las hernias de hiato es multicausal, y se citan entre ellas la disminución de la elasticidad y tono de las estructuras que fijan el esófago-estómago al diafragma y el aumento de la presión intrabdominal.

La prevalencia es muy variable, dependiendo de los estudios, se puede llegar hasta un 60% de personas mayores afectadas. En una serie de 220 ancianos institucionalizados que he podido revisar, en el 20% de ellos entre sus antecedentes figura la hernia de hiato.

Pirosis retroesternal, dolor en epigástrio y/o torácico, distensión abdominal, sensación de plenitud y hemorragia digestiva, generalmente por pequeñas pérdidas hemáticas, son los síntomas más frecuentes. En muchas ocasiones la enfermedad no da síntomas y es un hallazgo casual en el estudio de otras patologías. El alcohol, el tabaco, la obesidad, la dificultad en la masticación, las comidas copiosas, las bebidas con gas y aquellas situaciones que aumentan la presión intraabdominal desencadenan o empeoran los síntomas.

El diagnóstico se realiza mediante el estudio radiológico con contraste baritado del esófago- estómago. Con un progresivo aumento en su utilización, la endoscopia amplia y completa el estudio de esta patología. En las radiografías simples de torax y en la TAC y RNM toracoabdominal, pueden observarse también las hernias hiatales.

El diagnóstico diferencial se hará con enfermedades cardiacas(angor, infarto de miocardio, pericarditis), respiratorias(neumonías, derrames pleurales, tromboembolismo pulmonar y patología del mediastino), digestivas(otras lesiones esfofágicas, gástricas, patología hepatobiliar) y psicológicas.

Añadir a las medidas higienico-dietéticas(elevación del cabezal de la cama 8-10 cm, evitar el tabaco, alcohol,bebidas gaseosas y medicamentos efervescentes, hacer comidas frecuentes y de poca cantidad masticando bien los alimentos, prevenir el estreñimiento que evitará un aumento de la presión intrabdominal), la prescripción de inhibidores de la bomba de protones, omeprazol principalmente, es el tratamiento más habitual. Antiácidos, procinéticos y cirugía son también tratamientos utilizados con menor frecuencia.

La imagen expuesta corresponde al hallazgo ocasional, en un estudio preoperatorio realizado a un varón de 85 años que iba a ser intervenido quirúrgicamente de un adenoma de próstata, una imagen de hiperclaridad en mediastino inferior, marcada con un círculo, que se corresponde con una hernia de hiato. El anciano refería no haber tenido nunca síntomas digestivos.

No hay comentarios: